Es el testimonio de unas cooperantes murcianas que trabajan en Mozambique. Una labor altruista impulsada por el Gobierno regional para colaborar con los países en vías de desarrollo. Porque acabar con las desigualdades es responsabilidad de todos.