El uso de la bicicleta como transporte empieza a imponerse a otros más contaminantes aunque aún queda mucho por hacer. Organizaciones, deportistas, vecinos, personas de la cultura son protagonistas en este camino a la sostenibilidad de nuestras ciudades y, al final de nuestras vidas. En Murcia, el proyecto ‘Bicicletas de papel’ es uno de esos protagonistas. Para ellos cada bici tiene alma. Y por eso son capaces de darles varias vidas.